Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/144435
Perspectivas negativas en Corrientes

Construcción: salarios bajos y menor empleo en blanco

Cayeron tanto los puestos de trabajo registrado como la mano de obra ocupada. El sueldo se encuentra por debajo del promedio nacional.

COR110219-009F01.JPG

La situación del sector de la construcción es crítica y la perspectiva para este año sigue siendo negativa. En Corrientes la falta de empleos y los salarios bajos golpean principalmente a los trabajadores del sector. Este diario dio cuenta en la edición del domingo que el 50 por ciento de los obreros registrados se encuentra desocupado, de acuerdo a datos brindados por la sede local de la Unión de la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina (Uocra). De 4.000 empleados registrados, sólo se encuentra en actividad la mitad. Se trata de la cifra más baja de al menos los últimos dos años. A esto se suma que los empleados correntinos tienen el segundo salario más bajo del país, llegando a los 18.433 pesos. El promedio nacional es de $22.584. En el inicio del año la cantidad de empleados ocupados se redujo considerablemente. De acuerdo a datos del Instituto de Estadísticas y Registros de la Industria de la Construcción (Ieric), en mayo de 2018 hubo la mayor cantidad, llegando a 7.015, luego de un año irregular. A todo esto se le agrega que es el salario más bajo del NEA. Los más altos se encuentran en el sur del país. En Santa Cruz es de $49.690, mientras que en Santa Cruz y Tierra del Fuego llegan a $41.392 y $35.582, respectivamente. En la región son ostensiblemente menores, pero se paga más que en Corrientes. En Formosa el salario es de $20.797; en Chaco, $19.138 y en Misiones, $19.912. Desde el área de la construcción se espera que la actividad toque piso durante el resto del verano y que se mantenga estancada en los meses siguientes, con bajas chances de reactivación. “La inversión privada paralizada y el retroceso de la obra pública en el marco de un camino hacia el equilibrio fiscal auguran un año en rojo. De hecho, este sector será uno de los más castigados en 2019, a diferencia de lo ocurrido en los últimos años electorales, cuando se configuró el motor de la economía”, sostuvo la consultora Ecolatina.s