Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/144419
Protesta y corte de avenida frente a las dependencias

Indignación de usuarios contra la Dpec, por excesivas horas sin luz en los barrios

Fue consecuencia de la caída de postes y tendido debido al temporal.

Vecinos, ofuscados por la cantidad de horas que estuvieron sin energía eléctrica tras el temporal del sábado por la tarde (ver páginas 6 y 7), decidieron instalarse frente a la planta de Maipú de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec), y cortar el tránsito en protesta por no obtener respuestas favorables y solución a sus requerimientos de falta de energía desde la tarde del día anterior. Comentaron a NORTE de Corrientes que desde el sábado a las 18.30 se quedaron sin luz los barrios Doctor Montaña, San Antonio, San Roque, Celia, Quintana, San Benito, Laguna Seca, Pirayuí, Juan de Vera, Madariaga, San Martín, Bañado Norte y Colombia Granaderos, entre muchos otros. El temporal dejó cientos de postes caídos y cables cortados, así como también fusibles y fases desconectados en estos barrios. Pese a los reiterados llamados a la Dpec, no obtuvieron soluciones. Recién al mediodía lograron que los operarios se acercaran a esas zonas a solucionar el inconveniente. Los pobladores de los distintos barrios se quedaron interrumpiendo el tránsito aproximadamente por una hora, la Policía llegó al lugar y les solicitó que se retiraran o ingresaran a la planta de la empresa para contactar con quien estuviera a cargo de la planta, y así explicar los inconvenientes de cada uno. Los vecinos, tras presentar nuevamente su reclamo en forma personal, decidieron retirarse a sus respectivas viviendas, tras haber conseguido la promesa de que saldrían cuadrillas de la Dpec hacia las zonas afectadas, para solucionar los inconvenientes en distintas etapas. A propósito de los problemas con el servicio, los usuarios afectados reconocieron a este diario que con las altas temperaturas toda la semana también sufrieron cortes de luz, que en algunos casos se extendían entre cinco y ocho horas. “Estamos cansados de los cortes de luz, en estos barrios no se hizo nunca un cambio de cableado ni nada, hacen siempre remiendos que terminan en la nada y los problemas persisten”, resaltó Lucía, vecina del barrio Doctor Montaña. Por su parte, usuarios del barrio San Roque afirmaron que debido a los asentamientos de okupas tienen muchos problemas energéticos, gracias a las conexiones clandestinas de estos, lo que hace que el servicio sea deficiente y que constantemente se quemen los cables y fusibles. “Presentamos miles de notas a la Dpec, pero no tuvimos nunca respuesta y cada verano sufrimos los mismos problemas. Queremos soluciones, porque esto ya viene desde hace años y nuestro barrio nunca tiene soluciones”, resaltó Gloria, vecina del San Antonio. Los transformadores están funcionando, pero no dan abasto, y colapsa el sistema en general. “Llamamos a la Dpec, pero no nos dan respuestas, sólo atiende una máquina y nos sentimos totalmente desprotegidos, sin soluciones, y todos los meses pagamos más cara la luz”, resaltó otra vecina. En Laguna Seca la situación fue semejante; aseguran que los trabajos que realiza la Dpec son mínimos y los problemas persisten. Los transformadores constantemente chispean y se queman los fusibles, por eso piden arreglos más profundos y que se realice el reemplazo completo de cableado, principalmente en estas zonas, en donde las quejas son constantes. Los reclamos se centran siempre en la falta de inversiones de la empresa provincial, en comparación los usuarios se encuentran con la elevada tarifa de las boletas de luz, que se torna impagable; lo que genera una indignación constante.s