Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/144414
Las consecuencias del temporal

“En solo un segundo el viento se llevó todo el techo de mi casa”

Orlando Casco y su esposa, dora, viven en el barrio Concepción desde hace 33 años. El sábado vieron como el esfuerzo de años era destruido.

COR110219-007F01.JPG

Las consecuencias de la tormenta sin duda dejaron una multiplicidad de daños en varias zonas de la ciudad. Ayer NORTE de Corrientes llegó hasta la calle Tilcara, del barrio Concepción, donde una vivienda fue destechada por la fuerza del viento, dejando todo en el patio de su vecino. Además un árbol se desplomó frente a la casa. Orlando y Dora permitieron que este matutino ingrese a su domicilio, donde en la planta alta el techo había desaparecido. “Estaba cerrando las ventanas de la parte superior cuando sentí el ruido y el viento, lo próximo que vi fue que ya no había más techo, todo pasó en un segundo, la mampostería caía por todos lados”, contó Dora, al ser consultada por este medio. “Todo fue destruido, es como que en el baño haya pasado un terremoto, no quedó nada en pie, sé que me salvé de milagro, porque no era mi hora”, señaló la mujer, mientras enseñaba los destrozos del lugar. Por su parte, Orlando remarcó que al ver que se avecinaba el mal tiempo, ingresó a la vivienda. “Todo fue muy rápido, yo estaba abajo cerrando todo, y cuando me quise dar cuenta el techo ya no estaba, fue el primer golpe del viento el que se llevó la estructura, hace más de 30 años que vivimos acá y jamás habíamos tenido ni un problema”, remarcó el hombre, quien aún no logra entender la magnitud del fenómeno. Parte de su vivienda cayó sobre la de su vecino. “Llamamos a Defensa Civil de la Municipalidad, y nos respondieron que no podía venir nadie a ayudar, porque no había personal, así fue como todos los vecinos de la cuadra comenzamos a ver qué hacer, teníamos miedo de que la casa se siguiera desmoronando”, explicó el hombre. Pocos minutos después de lo relatado, frente a la vivienda damnificada un árbol añejo se había desplomado, llevando consigo todo el tendido de cables e iluminación. “Primero voló el techo, luego cayó el árbol, fue todo en pocos minutos, la verdad es que uno con los nervios pierde la noción del tiempo”, indicó uno de los vecinos del lugar. La cuadra afectada está en el principal acceso al barrio, desde la avenida Maipú, y tras la tormenta su circulación está cortada. “Solo vino la Dpec, a cortar los cables, no pasó nadie a remover el árbol ni a ver en qué situación estábamos, entre los vecinos decidimos cortar la calle, porque sabemos que todo esto es una situación muy grave, porque podría haber peligro de desmoronamiento”, indicó. “Esto pudo haber sido una tragedia, pero gracias a Dios no lo fue, vamos a tener que comenzar de nuevo, reconstruir toda la parte superior como podamos, pero hay que agradecer que estamos vivos de milagro”, resumió la dueña de la vivienda. s