Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/141951
Festival curuzucuateño

“Para el 2019 queremos incrementar una noche más para el chamamé”

El encuentro, al que denominaron “De pandorga y miel”, inició el viernes y finalizó ayer con la participación de grandes artistas.

COR021218-035F03.JPG

El reconocido artista curuzucuateño Juancito Güenaga fue uno de los encargados de cerrar anoche el Segundo Festival De Pandorga y Miel -este nombre fue elegido en homenaje a una de las canciones más populares interpretadas por Quique Sorribes-, en la cancha San Lorenzo de la localidad -Matheu y Rodríguez Peña-. En el encuentro musiquero en este 2018 se conmemoraron además los 50 años de trayectoria del continuador del estilo tarragosero. Durante las dos noches del festival -comenzó el viernes y finalizó ayer- los curuzucuateños homenajearon a figuras de raigambre chamamecera, como el caso de Güenaga y su Conjunto y, al gran Quique Sorribes. Tanto para los organizadores como para los vecinos de la ciudad, este festival, que inició el año pasado, es de gran importancia desde el primer momento en que se lo pensó teniendo en cuenta lo importante que es este género musical para la “Sucursal del cielo”. “Para nosotros, en el plano cultural, tener una fiesta con más de 20 músicos curuzucuateños es primordial para nuestros ciudadanos”, destacó la directora de Cultura de la ciudad, Virginia Aguirre, quien por otro lado agregó que desde el Municipio apoyan este encuentro y trabajarán en conjunto con los organizadores para que siga creciendo. “Después del resultado que quedó el año pasado coincidimos en que tiene que ser Festival Curuzucuateño e ir cambiando el slogan; por eso el año pasado fue ‘A orillas del Sarandí’ y este año ‘De Pandorga y Miel’ y eso mismo nos da idea para fomentar la mística de los dichos, la música que tenemos los curuzucuateños”, dijo uno de los organizadores a NORTE de Corrientes, Sebastián González. Es más -comentó-, al elegir el slogan de este año ya se les ocurrió juntarlos a Antonio Tarragó Ros y a Roberto Romero, que van a ser los protagonistas del primer día y son los compositores del tema. “Este año además es muy importante la presencia de Juancito Güenaga, que este año nos confió los festejos de sus 50 años con la música por lo que nos sentimos orgullosos y agradecidos por eso”, agregó y además, reconoció que fue una enorme responsabilidad teniendo en cuenta que es uno de los músicos que más representa a la ciudad y a la provincia a nivel país con su música. “Es muy importante para nosotros poder decir que el festival curuzucuateño tiene identidad propia porque son muchos los grupos que hay, incluso no están todos en esta ocasión. La verdad es que nos quedan cortos dos días. Pero la idea es participar y que cada uno aporte su granito de arena y de acuerdo a los resultados de este año poder incorporar un día más en 2019, porque lo que queremos es dar participación a la mayor cantidad de colegas de la ciudad pero también invitar a los de afuera para que aporten sus conocimientos, sus experiencias y por supuesto su música, porque eso nos ayuda a crecer y al público le gusta”, afirmó. Para finalizar admitió estar muy contento porque en un mismo escenario están los artistas consagrados, quienes no tienen ni un prurito en compartir este espacio con quienes recién se inician, es decir, el gran semillero chamamecero que tiene la ciudad. De esta manera, la “Sucursal del cielo” tuvo su nueva fiesta chamamecera.s