Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/140837
Reunión de mandatarios brasileños

Jair Bolsonaro y Michel Temer prometen una transición fluida

El presidente electo fue recibido por el actual para acordar el recambio.

COR081118-019F02.JPG

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, prometió ayer en Brasilia una transición “fluida” y dijo que mantendrá “muchas cosas” del gobierno del mandatario saliente Michel Temer, tras la primera reunión entre ambos desde la elección del candidato ultraderechista. Temer invitó por su lado a Bolsonaro a acompañarlo en viajes internacionales hasta el fin de su mandato, como la cumbre del G-20 a fines de este mes en Buenos Aires, aunque no se sabe si este aceptará, debido a que todavía se recupera de una puñalada que recibió durante la campaña electoral y deberá pasar por una nueva cirugía. Ambos ofrecieron declaraciones conjuntas a la prensa en el Palacio de Planalto. Temer, quien asumió el poder en mayo de 2016 tras el impeachment de su ex aliada de izquierda Dilma Rousseff, aseguró que la colaboración con Bolsonaro será “verdadera” y ofreció impulsar ante el Congreso proyectos que su sucesor considere prioritarios, antes del traspaso de funciones el 1 de enero. Durante el encuentro se abordaron “varios asuntos”, entre ellos “la gobernabilidad”, indicó Bolsonaro, quien tiene por delante el desafío de aprobar en el Congreso un ambicioso plan de reformas para recuperar la economía del gigante sudamericano. Miembros del equipo de Bolsonaro manifestaron su deseo de que la legislatura saliente vote una parte de la reforma de las jubilaciones, a la que consideran esencial para equilibrar las cuentas públicas. Bolsonaro destacó que podría haber otros encuentros con Temer. “Si fuera necesario volveremos a pedirle que nos reciba. Porque muchas cosas continuarán”, afirmó. “Lo buscaré (a Temer) en otras oportunidades, para que juntos podamos hacer una transición en la que los proyectos de interés de nuestro Brasil continúen fluyendo dentro de la normalidad”, agregó a los periodistas. “Ninguna persona en solitario va a salvar nuestra patria; [se necesita] un equipo, la unión de autoridades, junto con el pueblo, para ofrecer alternativas que permitan a Brasil ocupar el lugar destacado que merece en el escenario global”, afirmó Bolsonaro, quien gobernará al gigante sudamericano durante los próximos cuatro años a partir del 1 de enero. Vale destacar que en los últimos días, el ex capitán del Ejército se reunió con el comandante de la Aeronáutica y con el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Dias Toffoli. Junto al jefe de la máxima corte del país, defendió la armonía e independencia entre poderes y aseguró que tendrá un diálogo fluido con el STF durante su gobierno. Interrogado en la víspera sobre si alguna mujer comandaría uno de sus ministerios, dijo que “seguramente”, aunque minimizó la importancia de la representatividad de género y racial en el poder. Y este miércoles reiteró su postura: “No estoy preocupado con el color [de piel], sexo o sexualidad de quien está en mi equipo, sino con la misión de que Brasil crezca, de combatir el crimen organizado y la corrupción”, tuiteó.s