Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/139652
Se tragó una bombilla

Muerte de interna del Pelletier: sospechan de una inacción médica

La mujer tenía una urgencia pero le dieron turno para varios días después. En ese ínterin el artefacto que tragó le perforó el intestino.

Hay cuestionamientos respecto a la muerte de María Frette, una mujer de 30 años quien estaba detenida en el Pelletier y que murió luego de tragarse una bombilla. La interna introdujo el elemento de metal y le dieron un turno para 4 días después “para retirar el cuerpo extraño”, según informe médico. El director del Hospital Vidal afirmó que la paciente, de apellido Frette de 30 años, ingresó luego de haberse tragado una bombilla y que se realizó un tratamiento “para que siga circulando”. Dijo además, que el lunes tenía turno “para realizarse una endoscopía para retirar el cuerpo extraño”, pero agrega que la mujer “ingresó el domingo al mediodía, urgente por un movimiento que le perfora el duodeno”. “Sufrió una perforación hizo una peritonitis masiva, se realizan maniobras, pero finalmente falleció como consecuencia de la sepsis”, afirmó. El personal policial de la Comisaría Primera tomó conocimiento el lunes, en horas de la mañana, del deceso de Frette, quien se encontraba cumpliendo una condena. Según un portal local fue condenada por “homicidio en grado de tentativa”. El incidente ocurrió el pasado 19 de septiembre, cuando Frette se tragó una bombilla, lo que le causó graves lesiones en el tracto digestivo. El personal del Servicio Penitenciario Provincial la trasladó al Hospital Escuela y luego al Vidal, donde fue tratada. Las fuentes policiales aseguraron que la interna tenía el intestino perforado, por lo que luego de los estudios realizados la semana pasada la tuvieron que operar de urgencia. En esas circunstancias, a eso de las 6.45 de la mañana de ayer, en plena intervención quirúrgica, Frette sufrió un paro cardiorrespiratorio que le causó la muerte. Por el momento los investigadores no ofrecieron mayores precisiones sobre lo acontecido, ya que a pesar de que el incidente ocurrió hace casi tres semanas, recién fueron informados cerca de las 10 del lunes. Asimismo, aseguraron que al momento del hecho no se habría desencadenado ningún incidente entre internos o con el personal penitenciario. “Parece que tragó la bombilla sola”, relató un vocero.s