Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/136480

Importaciones y recesión

Gotelli dijo que el ingreso de productos importados de indumentaria y calzado “generó un sobrante en la producción local que hizo caer los precios internos y la rentabilidad de las empresas, que complicó su capacidad de subsistencia”.

Un nuevo reclamo desde el sector fabril hizo foco en las políticas del Gobierno, matizada con la autocrítica. La industria argentina debe agregar valor a su producción y poner el foco en aumentar las exportaciones, afirmó el ex directivo de la UIA y empresario textil Guillermo Gotelli, quien destacó la necesidad de “corregir impuestos y costos logísticos distorsivos”.

“Es necesario corregir los impuestos distorsivos, los altos costos de la logística y los impuestos al trabajo, porque mejorarían mucho la capacidad de las empresas para exportar y producir”, señaló Gotelli, quien integró el Comité Ejecutivo y la Junta Directiva de la central fabril. El reclamo se da en un contexto de incipiente salida de la crisis cambiaria, aunque con secuelas profundas en una política económica que encuentra el antídoto contra la inflación, principal enemiga política del Gobierno. En una entrevista con NA, el empresario reconoció que el sector industrial atraviesa una “importante recesión” como consecuencia de la devaluación y el aumento de importaciones. “Lo que está pasando hoy en las fábricas y en la cadena de comercialización es que el sector ha sido seriamente afectado por el cambio de los precios relativos que produjo la devaluación”, señaló. Sostuvo que la devaluación “generó una recesión importante porque, como pasa en toda economía, cuando uno le sube los precios a un sector, genera una recesión importante en el resto”. “El cambio de precios relativos (fundamentalmente las tarifas) causó la recesión, y la devaluación te terminará sacando de la recesión”, explicó. Gotelli -quien es ingeniero industrial, logró en su momento recuperar la textil Alpargatas y dirigió empresas como Pony, Signia y Asics- dijo que el ingreso de productos importados de indumentaria y calzado “generó un sobrante en la producción local que hizo caer los precios internos y la rentabilidad de las empresas, que complicó su capacidad de subsistencia”. No obstante, confió en que la última devaluación generará “oportunidades para exportar y sustituir importaciones, y mejorará la situación de las economías regionales que exportan, porque se reactivarán”. Incluso, dijo que calzado y vestimenta “también se pueden beneficiar del aumento de precios relativos, pero eso es un largo proceso, no de hoy para mañana, sino que hay que invertir y empezar de nuevo”. “La recuperación no es hoy, va a llevar un tiempo, y esperamos que las economías regionales mejoren, que la gente compre un poco más, para ver si se puede reactivar un poco la economía”, añadió. El empresario textil se mostró confiado en la designación de Dante Sica como ministro de Producción, porque “está hablando de darles capacidad a las empresas para poder agregar valor y generar más exportaciones, la única forma de crear empleo y mejorar la calidad de vida de los trabajadores”. Sobre las críticas del ex ministro Francisco Cabrera y otros referentes de Cambiemos al reclamo de subsidios por parte de algunos industriales, Gotelli indicó: “No recuerdo que hayamos tenido muchos subsidios, sino un mercado con el 50% de importados”. Igual, aclaró: “No digo esto para cuestionar al ex ministro Cabrera, sólo propongo no volver a equivocarnos en el diagnóstico”. Camino a las elecciones del año que viene, el Gobierno busca aplazar los efectos de la mala política económica para llegar con cierto margen de tranquilidad a las elecciones.s