Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/134507
Espacio clave, con votos propios

El control en una sola mano

El senador Colombi asumió como integrante del Jury de Enjuiciamiento.

COR130618-003F02.JPG

Se dio el último paso, el juramento como integrante del Jury de Enjuiciamiento en representación del Senado. Ricardo Colombi cumplió ayer con ese requisito en un ámbito en el que sus acciones son observadas con atención, la sede del Superior Tribunal de Justicia. El jefe político del oficialismo se reservó un lugar clave, la representación de la Cámara alta en el organismo responsable de evaluar la conducta de los jueces, incluso con los votos suficientes como para que su decisión sea determinante. Lo acompañan en ese espacio los diputados oficialistas Lucía Centurión (Encuentro Liberal) y Eduardo Vischi (ex ministro coordinador). A ese grupo de tres hay que sumarle un voto más, clave para conseguir la mayoría: el representante de los jueces, el camarista Juan José Cochia, aquel que siendo juez Correccional dio lugar a un pedido de Ricardo Colombi para eludir la acción de la Justicia Federal de Paso de los Libres en la causa por la cesión fraudulenta del chalet ubicado en la esquina de Perú y 9 de Julio de esta Capital. Con esos cuatro votos (de un total de siete), Colombi determinará el futuro de quienes son juzgados. Y tiene, en lo inmediato, una parada importante con el caso de Graciela Ferreyra, la jueza de Instrucción que está suspendida por maltrato a los secretarios de su juzgado. No resulta menor la atención de esta instancia, ya que la magistrada responde a la línea histórica del Poder Judicial comandada por el fiscal general César Sotelo, heredero de Mario Payes y de la oscura época de juicios por encargo del poder cordobés para someter a opositores políticos. Es por esto que en el juramento de ayer estuvieron casi todos, desde el presidente del STJ Guillermo Semhan, pasando por Sotelo y muchos de los integrantes de ese espacio. La presencia de Colombi inquieta, incluso a éstos que fueron (son) funcionales a las decisiones emanadas de la Casa Rosada en los últimos 15 años. El reordenamiento del tablero político y judicial dejó en claro la grilla del poder, en la que Ricardo Colombi sigue siendo determinante. Y ahora es más evidente con este paso para marcar de cerca a todos, a tiro de despidos por si la cuestión no sale como sus deseos la demandan.s