Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133339
ExplotaciÓn de trabajadores en un obraje forestal

Seis obreros víctimas de trata laboral complicaron a empresarios

Testificaron que fueron obligados a cazar para subsistir, a bañarse en un arroyo, entre otros detalles. Hoy comienzan los alegatos.

COR160518-025F01.JPG

Seis obreros que eran explotados en un monte en el interior del departamento de Paso de los Libres declararon ayer y comprometieron la situación de dos empresarios acusados, en el primer juicio por trata laboral que se realiza en la Justicia Federal de esta provincia, informó ayer el servicio de noticias Télam. Un menor de edad que fue rescatado por la Gendarmería del obraje forestal y cinco hombres víctimas de trata, que fueron explotados por dos empresarios, declararon ayer en el Tribunal Oral Federal de Corrientes, donde se sigue el caso investigado en 2013. Los hombres testificaron que fueron obligados por los empresarios a cazar para subsistir, a bañarse en un arroyo, a sufrir descuentos por mercaderías en sus sueldos, abonados en forma irregular y sin aportes, entre otros detalles. Por los hechos fueron acusados los empresarios Iván Giménez y Ángel Alessio, responsables de acoger a los obreros para trasladarlos a un monte donde explotaban un emprendimiento forestal y un aserradero. El caso se inició en abril de 2013 cuando dos trabajadores llegaron para integrarse a un grupo de cuatro hombres, entre los cuales había un menor, y que habitaban en una casilla de madera con techo de chapas de cartón, instalada en la zona rural de la localidad correntina de Paso de los Libres. Sin luz ni agua potable, debían hacer sus necesidades fisiológicas “en el monte”, donde se dedicaban al acopio de madera en jornadas que iban desde las “7 hasta el mediodía, cuando paraban para almorzar y descansar un rato, reiniciando las tareas hasta que oscurecía, de lunes a sábado y la mayoría de los domingos, ya que arribaban camiones para la carga”, según relataron los obreros ayer. En la audiencia, desarrollada en el estrado de los jueces Lucrecia Rojas, Víctor Alonso y Fermín Ceroleni, los testigos víctimas declararon a pedido del fiscal Carlos Schaefer, que hoy abrirá la etapa de alegatos con un pedido de condenas para los empresarios. Entre otros hechos, les imputaron también no haber cumplido con las promesas de pago, en algunos casos de modo informal y sin aportes, según ratificaron ayer los hombres, quienes fueron rescatados en un operativo de la Gendarmería desarrollado en junio de 2013 cuando se logró la detención del empresario Giménez. Las actuaciones encaradas por la Gendarmería Nacional dice: “Al comenzar a trabajar, en condiciones infrahumanas, con herramientas e indumentaria precaria, viviendas inhabitables, falta de baño, sin luz eléctrica, sin muebles ni asistencia médica, Giménez les llevaba las provisiones necesarias para subsistir, gasto que les era o sería descontado del sueldo”. s