Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133323
Presentarà un escrito

Gago fue citado a declarar tras su cruce con Rapallini

El volante de Boca Juniors fue llamado por el Tribunal de Disciplina luego de contar que el árbitro se burló del xeneize.

COR160518-030F01.JPG

El Tribunal de Disciplina de la Asociación del Fútbol Argentino citó para ayer a Fernando Gago luego de su polémico cruce con el árbitro Fernando Rapallini en el partido entre Huracán y Boca, pero todo indica que el futbolista realizará la declaración a través de un escrito. Como el futbolista está concentrado de cara al encuentro de hoy ante Alianza Lima por Copa Libertadores (ver pág. 29), es un hecho que no se presentará a dar detalles del hecho y lo hará mediante una nota. El final del empate entre Huracán y Boca (3-3) terminó con una feroz polémica y cruce de versiones entre el mediocampista Fernando Gago y el DT xeneize Guillermo Barros Schelotto contra el árbitro Fernando Rapallini, quien desmintió cualquier tipo de falta de respeto para con los protagonistas. En medio del partido, Gago le hizo mención al entrenador que el árbitro Rapallini “nos está boludeando” y se mofaba de la posibilidad de que Boca se quede fuera de la Copa Libertadores, el próximo miércoles ante Alianza Lima. Incluso durante el encuentro Gustavo Barros Schelotto, asistente de su hermano, fue expulsado y además Gago le señaló a sus colegas de Huracán lo que Rapallini les estaba haciendo. En determinado momento Gago le advirtió a los jugadores de Huracán que si Rapallini les volvía a faltar el respecto, según lo que él consideraba, abandonarían el campo de juego. Al concluir el partido fue Guillermo Barros Schelotto el que increpó al árbitro en el centro de la cancha y le discutió los últimos dos goles de Huracán. “Echame si querés”, le dijo el “Mellizo “Guillermo, mientras incluso le agregó a Rapallini que la terna arbitral había jugado “para River”, a lo que el juez principal le agregó: “Ustedes también” y “te quedó grabado esa final”. Una vez finalizado el encuentro, el árbitro se limitó a decir que “nunca le había faltado el respeto a ningún jugador”.s