Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/133266

La tormenta más complicada

Buzzi se pronunció en contra de las declaraciones de la diputada Elisa Carrió contra el campo y señaló que la señora “se fue a la banquina”.

Distintos economistas señalaron que cuando se apruebe el crédito del FMI los mercados cambiarios van a empezar a operar con más tranquilidad, pero advirtieron que antes habrá otros desafíos, como la fuerte licitación de Lebacs de este martes.

La situación es observada detenidamente por el Gobierno, que intenta mantener la calma y enviar mensajes optimistas a la población, en medio de la escalada del dólar que tendrá, en el corto plazo, su repercusión en los precios, engrosando las cifras de la inflación lejos ya de los anticipos propuestos desde la Casa Rosada. El ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel, consideró que el nivel de dólar debería estar entre 23 y 25 pesos y rechazó la versión acerca de que el Fondo “quiera un dólar más alto”. “Hay que descomprimir la situación tensa en lo cambiario, donde hay algunos fantasmas que espero que desaparezcan y uno de ellos es que el FMI está pidiendo un tipo de cambio mas alto”, añadió el economista. Explicó que el organismo “pidió un dólar para el largo plazo, para el 2020 o 2021, pero por ahora el número está entre 23 y 25 pesos más o menos y ya estamos en ese nivel y no habría razones para que se vaya a una cotización más alta”. Consideró que “básicamente la confianza con los mercados se recupera mostrando que el país tiene acceso a financiamiento y en eso es muy importante el monto del crédito del FMI”. Kiguel señaló que “cuando se conozca que el monto del crédito será importante y que la negociación está bien encaminada, los mercados se pueden anticipar y frenar el temor, pero por ahora hay que remarla”. El ex presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi, sostuvo que “un tipo de cambio alto para los exportadores es una buena noticia, pero para el productor interno es malo”. “Los productores no estamos sin liquidar divisas, venimos de la peor cosecha en los últimos 50 años por la sequía, se perdieron siete mil millones de dólares”, graficó. Agregó que “el Gobierno tiene que agarrar a los exportadores multinacionales y pedirles a ellos que liquiden divisas”. Buzzi se pronunció en contra de las declaraciones de la diputada Elisa Carrió contra el campo y señaló que la legisladora “se fue a la banquina”. “Qué Patria están haciendo los amigos del sector financiero y de los ministros”, preguntó finalmente Buzzi. El ex presidente del Banco Central, Arnaldo Bocco, dijo que mientras el Banco central “hizo a la mañana una oferta de cotización con una devaluación de más del 7%, en el mismo día el FMI contesta que no quiere un tipo de cambio fijo, que quiere flotación libre y coloca al dólar en un piso de 25 pesos”. “Existe mucho nerviosismo no sólo en el Gobierno, sino en el FMI, porque creo que no imaginaban una demanda de Mauricio Macri tan brutalmente necesitado de ese apoyo”, advirtió. El economista Gustavo Neffa señaló que “lo que estamos viendo es un tipo de cambio que había quedado inmune hasta el 25 de abril de todas las devaluaciones de moneda en la región”. “A su vez, con el paso de la inflación, totalmente atrasado en términos reales, lo que estamos viendo es ese desequilibrio que se está ajustando”, agregó Neffa en declaraciones periodísticas. Son días cruciales para determinar la fortaleza de un gobierno que se empecinó durante dos años de gestión en intentar mostrar una imagen de buenos gerentes, mientras nada se hacía para solucionar los problemas del Estado.s