Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/130946
No hay vallas ni señalización

Preocupación vecinal en el barrio Arazaty por el socavamiento de varias veredas

Por calle Necochea hasta Suipacha se registran dos hundimientos. Reclaman arreglos y temen más desprendimientos.

Vecinos del barrio Arazaty reclaman el arreglo de veredas que se fueron socavando en el último tiempo. Preocupa que el hundimiento se acreciente y dañe viviendas, vehículos o algún vecino termine lesionado. A metros del ingreso a la calle Necochea por Costanera, una boca de tormenta se rompió y permanece abierta desde hace tiempo. Los vecinos decidieron tapar el hueco para evitar que los niños circulen por el lugar se caigan o lastimen. “Hace tiempo la Municipalidad vino y arregló pero volvió a caerse. Es un peligro que esté abierto, además despide un olor nauseabundo que es imposible sentarse en la vereda”, comentó un vecino a NORTE de Corrientes. Pero no es el único. Otro cráter de mayores dimensiones se registra dos cuadras más adelante, entre Suipacha y Pasaje Morgan. Allí, hace más de dos meses comenzó a socavarse no sólo la vereda sino también parte del asfalto. El hundimiento visible se encuentra en la vereda, pero existe un peligro latente puesto que la tierra se fue socavando y la cinta asfáltica no tiene soporte, se encuentra “en el aire”. El temor vecinal es que la calle termine hundiéndose ante el tránsito que es constante en la zona. Junto con el socavamiento se está dañando el caño de desagüe que pasa por debajo, por lo que el riesgo de un desprendimiento es aún mayor. A esto se suma la falta de iluminación nocturna en la zona, por lo que existe el riesgo de que los peatones caigan al pozo. La zona no está vallada correctamente y no hay cartelería que adviertan sobre la situación. “En los corsos barriales, llamamos a la Municipalidad y pusieron piedras y cinta para cortar el tránsito, pero después la gente sacó las piedras porque los vehículos pasaban rápido por la inseguridad y se ‘comían’ las piedras”, relató un vecino. A los propietarios de la vivienda que se encuentra sobre la vereda afectada, les preocupa además que el hundimiento continúe hacia la misma. Tienen inutilizado el garaje y que temen que dañe la estructura de la vivienda.s