Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/129882
Entrevista a Dionisio de Gracia Guillen

El embajador de Panamá destacó el potencial turístico que tiene Corrientes

Durante todo el fin de semana una comitiva de veinte embajadores estuvo en la ciudad. Norte de Corrientes dialogó con el diplomático.

COR130218-005F01.JPG

Dionisio De Gracia Guillen es el embajador de Panamá en Argentina desde hace tres años y medio. Ayer accedió a una entrevista con NORTE de Corrientes, en la que se explayó sobre el potencial de la región, además de destacar la hospitalidad de los correntinos.

—¿Qué potencial de inversiones internacionales observa en Corrientes?

—Primero voy a destacar que las autoridades, el sector privado de Corrientes y la ciudadanía, hacen lo posible y con éxito, de destacar esta provincia en diferentes latitudes. Con los embajadores que participamos de esta vista coincidimos en que uno de los potenciales más importantes que tiene esta región es el turismo. El carnaval correntino hay que verlo no solamente como una distracción de los propios, sino para brindar lo mejor esta ciudad para atraer el turismo interno y luego llegar a tener un turismo que compita con cualquier país vecino y esa competencia se observa con el apoyo del sector privado y del sector gubernamental. Destacamos el orden, la cordialidad y la hospitalidad que he observado, no hemos vistos trifulcas, ni robos, sino un pueblo que ha sabido mostrar lo mejor de sí, de su cultura. Eso va ligado con otra riqueza, como el potencial fluvial de los ríos, eso significa, además de vías de comunicación, que permite la comercialización de los productos, y eso permite que Corrientes tenga una riqueza en la gastronomía. Entonces, a diferencia de otras ciudades, no solamente se ofrece la riqueza y la sabrosura de un bife, sino también de un pescado de río. También está la bella del Ibera, ese es un sector del turismo muy especial, de ecología que está siendo muy demandado a nivel internacional. Todos los embajadores que vinimos vamos a ser embajadores de Corrientes, para divulgar la riqueza que tiene esta provincia y la hospitalidad que nos ha dado. Hemos también observado que es una provincia de buen potencial agroforestal como la producción de madera. No es una provincia que está cruzada de brazos esperando que le caigan las cosas del cielo, sino que está empujando para demostrarle al mundo y a la argentina que va a salir adelante.

—¿Se debe continuar trabajando con la conectividad?

—Panamá, además de un potencial marítimo, como lo es el canal, también tiene un gran potencial aéreo. Bajo la administración del presidente Juan Carlos Varela se ha logrado fomentar la conectividad aérea, y detrás de ella vienen las oportunidades de turismo y de relaciones. Hemos logrado la apertura de cuatro vuelos diarios desde Buenos Aires a Panamá, dos rutas diarias de Córdoba, una desde Mendoza y una diaria de Rosario, y para 2018 el proyecto es que se cree una ruta directa desde alguna de las provincias de norte, por lo tanto puede considera a Corrientes o las aledañas como la que pueda tener esa conectividad. ¿De qué sirve tener tantas bellas si no tenemos turistas? Y detrás del turista vienen hoteles llenos y hasta el pequeño microempresario, como el vendedor de yuca -mandioca-. Es la pujanza que trae el turismo. Corrientes este fin de semana tuvo mucho éxito con un corsódromo lleno, me dijeron que tiene una capacidad de 25 mil personas, llegará el momento que se deba agrandar, eso es generación de economía.

—¿Panamá se ha vuelto un lugar mirado por el profesional argentino?

—Sí, se ofrecen oportunidades, primero en el turismo, el argentino no necesita visa, ni vacuna de nada para ingresar, eso es una bendición, luego tras 90 días como turista la persona puede asesorarse para generar una residencia, allí se le presenta un catálogo de oportunidades para no solamente hacerse residente, sino para desarrollar una profesión, hay argentinos que han logrado crecer mucho como profesionales. Es un país de oportunidades y el argentino no es una carga, tiene su propia pujanza.

—¿Qué se lleva de Corrientes?

—La hospitalidad, el contraste del clima, no se puede decir que Corrientes tiene un clima de 40º, hay lluvia y calor, ese es un valor. Hemos hecho una buena relación académica y, si bien pronto concluye mi misión diplomática aquí para iniciarla en otro país, se mantienen los contactos; y es lo bueno que nos llevamos de Corrientes.s