Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/128562
HABRÍA COMPRADO A LOS CHICOS Y LOS LLEVÓ A BRASIL

Rito satánico: Informaron que el prófugo argentino es de Misiones

Al cierre de esta edición continuaba en calidad de prófugo de la Justicia brasileña un hombre identificado como Jorge Adrián Alves, de 33 años, quien es misionero y está sindicado como quien llevó al niño y a la niña que fueron asesinados en Novo Hamburgo en septiembre pasado. Según publicaron ayer medios de la provincia de Misiones, Alves es oriundo de la localidad de Bernardo de Irigoyen, en el límite con el vecino país. “

Las autoridades brasileras aseguran que son oriundos de una localidad de Corrientes, en razón de los contactos que Alves tendría en la provincia vecina”, consignó ayer el diario Primera Plana.

COR110118-018F01.JPG

No obstante, aclaró: “Tampoco se descarta que (los menores asesinados) puedan ser misioneros”. Alves está señalado por las autoridades policiales de Brasil como un “discípulo” de Silvio Fernandes Rodrigues, conocido con el alias de “Brujo”, quien fue el encargado de realizar el rito en el que aniquilaron a los niños a modo de ofrenda a una entidad demoníaca.

Junto a Rodrigues están detenidos el empresario Jair Da Silva, quien habría financiado el sacrificio para obtener prosperidad en sus negocios inmobiliarios y automotrices. También uno de sus hijos, Andrei Jorge Da Silva, y un empleado suyo, Márcio Miranda Brustolin. Los cuatro, junto a Alves y los restantes dos prófugos participaron del crimen ritual. Se especula con que incluso habrían comido la carne de las víctimas como colofón de la ceremonia.

Luego se deshicieron de la mayoría de las partes humanas a excepción de los cráneos. Además de Alves, están siendo buscados Anderson Da Silva, otro hijo del empresario, y Paulo Ademir Norbert Da Silva, un socio del mismo. s