Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/126250
En menos de 24 horas

Trump se distancia de Putin y vuelve a “creerle” a la inteligencia de EE.UU.

Respaldó en Hanoi a la CIA, que sostiene que hubo injerencia rusa en las últimas elecciones presidenciales norteamericanas.

cor131117-024f01.jpg

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio ayer un giro a la posición cercana a Rusia que había adoptado ayer y, en menos de 24 horas, respaldó en Hanoi a los servicios de inteligencia de su país, que sostienen que hubo injerencia rusa en las últimas elecciones presidenciales norteamericanas. “En cuanto a si lo creo o no, estoy con nuestras agencias, especialmente en lo que está constituido actualmente”, sostuvo junto al presidente vietnamita, Tran Dai Quang, en un intento por distanciarse de los comentarios que hizo en pleno vuelo a Vietnam. En el avión que lo trasladaba a Hanoi, luego de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico Apec, Trump dijo que Putin le había negado “con mucha fuerza y vehemencia” cualquier injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EE.UU., y que él le creía. “Ha dicho que no se entrometió, siempre que me ve dice que no lo hizo y creo, de verdad, que cuando lo dice habla en serio; creo que se siente muy insultado por esto y eso no es bueno para nuestro país”, declaró. Aun así, el mandatario se reafirmó en su opinión de que “es muy obvio que él (Putin) siente de verdad que no se inmiscuyó” y que “lo que él cree es lo que él cree”. Con esos dichos, Trump abrazó de cierta forma la versión rusa del escándalo, dejando atrás y minimizando el trabajo de la CIA, el FBI y la NSA, que bajo la órbita de la Dirección de Inteligencia Nacional habían señalado en un informe hecho público en enero pasado que Putin había ordenado “la mayor operación conocida hasta la fecha para interferir en la vida política de Estados Unidos”.s