Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124924
La reforma fiscal en Estados Unidos

La Casa Blanca carga contra el FMI por oponerse rebaja fiscal de Donald Trump

El organismo internacional cuestiona la principal propuesta legislativa del gobierno norteamericano que había prometido devolver impuestos.

FMI.jpg

El director de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, cargó ayer contra el Fondo Monetario Internacional (FMI) por defender la suba de impuestos para las rentas más altas, y aseguró que el organismo está “muy implicado” en que falle la rebaja de impuestos propuesta por el presidente estadounidense, Donald Trump. “Hay gente que está muy implicada en que esto fracase, ya que si funciona: ¿cuál sería su argumento para una nueva regulación?”, dijo Mulvaney en una entrevista con el diario Financial Times. El comentario se produjo horas después de que el FMI divulgase un informe titulado “Vigilancia Fiscal”, en el que asegura que se pueden subir los impuestos a las rentas más altas sin afectar el crecimiento. En la rueda de prensa de presentación del reporte, el director de Asuntos Fiscales del Fondo, Vitor Gaspar, afirmó que el FMI no encuentra “evidencia sistemática de que aumentar la progresividad impositiva dañe el crecimiento”. La reforma fiscal de Trump, su principal propuesta legislativa antes de que acabe el año, apuesta por una notable rebaja de los impuestos para empresas y trabajadores como motor para acelerar el crecimiento económico en EE.UU. Trump, que ha prometido devolver a EE.UU. a un crecimiento del 3% anual, considera que la suba de impuestos supone un freno a la inversión y la actividad económica. Mulvaney rechazó el escepticismo desde el organismo dirigido por Christine Lagarde, del que EE.UU. es el máximo accionista, de que se pueda alcanzar esa cifra. “Cuando introduje el concepto del 3% de crecimiento en el presupuesto en marzo, la gente se sonrió en la sala. Ahora estamos ahí”, dijo Mulvaney, en referencia a la última lectura del ritmo de crecimiento anual del segundo trimestre del año en EE.UU., que se situó en el 3,1%. En este sentido, recordó que el Gobierno de EE.UU. está diseñando sus reformas fiscales “hacia la productividad, con la teoría de que quizá ese tipo de reducciones, de reformas, llevarán a un crecimiento del PBI que el FMI dice que es imposible”. El Fondo elevó las previsiones de crecimiento para EE.UU. esta semana al 2,2% este año y 2,3% el próximo, aunque advirtió que el crecimiento potencial se moderaría a medio plazo al 1,8%.s