Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/124879
A más de 20 años de la muerte de Cabezas

El periodista Gabriel Michi presentará su libro sobre el reportero gráfico asesinado

El acto será el viernes a las 19.30, en el Colegio de Abogados.

COR111017-014F02.JPG

El periodista y socio fundador del Foro de Periodismo Argentino (Fopea), Gabriel Michi, llegará a Corrientes este viernes para presentar a las 19.30 su libro “Cabezas. Un periodista. Un crimen. Un país”. La actividad se llevará a cabo en el Colegio de Abogados de Corrientes -Tucumán 570- con entrada libre y gratuita. En el año en que se cumplieron 20 años del asesinato de José Luis Cabezas, Gabriel Michi, compañero y amigo del fotógrafo, cuenta en esta obra literaria que presentará en Corrientes, cómo fueron los días previos y posteriores a su muerte. “No es justo que eso te lo guardes para vos. Sería una pieza que podría ilustrar a muchos. Que abriría los ojos sobre cómo es para un periodista vivir en medio de un maremoto semejante”. Esta frase es la que se encuentra en la obra del libro y pertenece a un colega del compañero de coberturas del fotógrafo asesinado en Pinamar. Gabriel Michi es licenciado en Comunicación Social de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Ejerce el periodismo desde hace tres décadas. Trabajó en distintos medios gráficos, radiales, televisivos y páginas web. En gráfica fue redactor especial de la Revista Noticias, director de los diarios La U y Buenos Aires Universitario. Y colaboró en diarios y periódicos como Buenos Aires Económico, Miradas al Sur, Tiempo Argentino, entre otros. Y en revistas como la del diario La Nación, Nueva, Veintitrés, Tres Puntos, entre otras. También es periodista de radio y televisión además de ser socio fundador del Foro de Periodismo Argentino (Fopea). Con respecto al libro, el autor afirma que la frase que se incluye en el prólogo fue un reto afectuoso y, por ende, el disparador para esta obra periodística. “Se esperaba mucho el relato de Michi sobre los días previos y posteriores al asesinato más brutal contra un periodista en democracia. Quizás la demora estuvo en el prudente respeto a la familia y la memoria de José Luis Cabezas”, explican los medios nacionales. Sin embargo, Cabezas no es sólo el registro cronológico de las actividades y coberturas que esta pareja de periodistas de la Revista Noticias hacía en Pinamar, el balneario central para la farándula política y empresaria de los ‘90. Es sobre todo un manual de estilo protagonizado por dos trabajadores de carne y hueso. Las alegrías, las frustraciones, los valores y los miedos de dos personas que se dedican a buscar la noticia. No fue un apriete. La primera parte del libro explica cómo se logró la trascendental foto de Alfredo Yabrán caminando tranquilo junto a su esposa por la playa. Un documento que, al decir del propio empresario, no tenían ni los servicios de inteligencia; un hallazgo periodístico que consiguió ponerle cara a quien Domingo Cavallo, por aquel tiempo ministro de Economía, había denunciado como responsable de “una mafia enquistada en el poder”. Michi desenrolla la madeja de hechos tomando como partida la trágica madrugada del 25 de enero de 1997 y cómo la estructura policial bonaerense y municipal los intimidaba con mensajes que decían que iban a pagar caro por lo que habían hecho. El libro entierra la teoría del “apriete que se fue de las manos”, para demostrar que la banda de Los Hornos, reclutada y comandada por el policía Gustavo Prellezo, secuestró a Cabezas con el objetivo de matarlo. Michi cuenta cómo fueron las horas que siguieron al asesinato de su compañero, marcadas por el dolor y la sospecha de que Yabrán era el responsable. Retoma los indicios que surgieron del poder real y político para desviar la atención de los responsables directos y periféricos, con la intención de poner la mirada en otro lado. s