Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/123636
Turnos para enfermos graves

En el hospital de Goya ajustan medidas para atender pacientes de bajos recursos

Los turnos son entregados universalmente, aunque apuntan primero a personas de bajos recursos, según indicaron desde el nosocomio.

Luego de superar inconvenientes técnicos, está funcionando el nuevo mamógrafo del hospital goyano, y se prioriza la atención para los pacientes de bajos recursos económicos y personas sin obra social. El aparato para realizar mamografías o mastógrafo, se entregó junto con la inauguración del servicio de Mamografía en el hospital regional Camilo Muniagurria, en pro de la lucha contra el cáncer de mama. Sin embargo, el equipo recién entró en funcionamiento hace 60 días, según explicó el director del nosocomio, Raúl Martínez. “Luego de una serie de trabajos de acondicionamiento del recinto y de la asistencia técnica del aparato, pudimos contar con el servicio de la herramienta. Ahora, se prioriza el servicio para los pacientes indigentes. Una mamografía lleva más tiempo que un estudio radiográfico común y por ahí los tiempos se alargan un poco y se achica la cantidad de turnos”, dijo a Panorama Local. El profesional aclaró sobre las demoras de la prestación: “El servicio funciona, a pesar de que tuvimos muchos inconvenientes técnicos para ponerlo a funcionar. Nosotros hicimos todo lo que era la obra civil y a partir de ahí el Ministerio de Salud Pública proveyó la parte técnica para que el recinto estuviera plomado y tuviera las condiciones para poder utilizar el servicio. Una vez finalizada la etapa de plomado, se hizo la puesta en funcionamiento del aparato. Después de eso tuvimos que poner en funcionamiento la digitalización de ese servicio. Eso también llevó un tiempo, que coincidió con las vacaciones, que es una época bastante difícil para la función pública”. Para calibrarlo, vinieron técnicos que dependían del servicio de posventa del aparato, provenientes de otras provincias.

Acceso a la prestaciÓn

El director del Hospital aclaró que el mamógrafo está específicamente destinado a los pacientes que no tienen acceso a servicios privados: “En general nuestro fin en sí mismo es el paciente indigente, que no tiene obra social. El que tiene recursos económicos dispone de varias opciones dentro del ámbito privado donde se puede hacer una mastografía. Estamos priorizando a los pacientes sin obra social. La idea es que lo pueda hacer todo el mundo, pero una persona con obra social le quita el turno a uno que no tiene dinero, más allá de que se le da turno a todos como corresponde. El servicio está a cargo del doctor Cardozo, titular de las prestaciones de diagnóstico por imágenes, además de los técnicos que hemos capacitado en este tiempo, quienes ejecutan el aparato”. La práctica está inserta en el servicio de Oncología de Goya, que fue inaugurado en 2013 y atiende a 30 pacientes por día. Según las estadísticas, los casos más recurrentes son cáncer de mama, colon, pulmón, esófago y estómago. La mayoría, son personas de entre 50 y 60 años. Desde el área sostienen que algunos tipos de cáncer son prevenibles y se puede detener su evolución, por lo que es fundamental que los pacientes se realicen controles clínicos. El Hospital de Goya es un centro de derivación de ciudades como Esquina, Bella Vista y Santa Lucía, y pueden dar un sostén en los casos de enfermedad crónica. Para obtener un turno, los pacientes de Goya y ciudades aledañas deben presentar el pedido correspondiente del médico especialista que corresponda. s