Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/117186
Cámara de Diputados de la Nación

Distinguirán a Juancito Güenaga por sus cincuenta años con el chamamé

El galardón es por su trayectoria. La confirmación vino del mismo organismo nacional. Será en junio pero aún no tienen la fecha exacta.

COR200417-013F01.JPG

El chamamé, en junio volverá a lucirse en la Cámara de Diputados de la Nación cuando los legisladores -en fecha aún a confirmar- distingan al curuzucuateño Juancito Güenaga por sus 50 años de difusión chamamecera. De esta manera, el artista que compartió dos ternas de los premios Gardel como mejor disco de chamamé -las dos primeras en la historia de este premio- y que podría volver a ser parte de la misma este año, recibirá un nuevo reconocimiento a su trayectoria. Si bien ésta no es la primera vez que un cuerpo deliberativo lo reconoce, ya que lo hizo en su ciudad natal el Concejo Deliberante, tanto para él como para sus músicos esta mención es muy importante teniendo en cuenta que su género se visibiliza a nivel nacional. Con la humildad que lo caracteriza, el curuzucuateño que en 2017 celebrará sus 50 años con el chamamé, recordó sus inicios y aún no puede creer en el camino recorrido. Si bien es consciente de cada paso que fue dando para estar hoy en los lugares a los que llegó, no se cansa de decir que él sólo ama hacer música y que es el público el que engrandece su arte con sus aplausos y su baile. Fue con su disco “Sensaciones” que logró la primera nominación a los Gardel -premio que se llevó el Chango Spasiuk- y al año siguiente lo volvió a intentar, y en esa oportunidad la suerte fue para “Chamamé”, trabajo grabado por Los Alonsitos y Los Nocheros. Pero él no baja los brazos, todo lo contrario, está feliz de ser parte de la terna y que su nombre y su música sean reconocidos a nivel nacional. “Es un reconocimiento no sólo a mi música sino a mi tierra natal”, dijo en diálogo con NORTE de Corrientes. La tierra que lo vio crecer y enamorarse del estilo tarragosero. La misma que cuando tenía 20 años lo vio tocar de la mano del maestro e ir insertándose cada vez más en el mundo del arte, aun ante la resistencia paterna que nunca imaginó que el destino le depararía tener que aplaudir a su propio hijo sobre un escenario. Según comentó, sus primeros pasos con la música se iniciaron de manera casual. Hijo de una familia de ganaderos, un día como cualquier otro se encontró con un acordeón en su casa. Un zafrero le había dejado allí a préstamo pero nunca volvió por él. Fue así como este instrumento llegó a las manos de Juancito y lo enamoró de tal manera que lo convirtió en uno de los referentes del chamamé y el más fiel seguidor del creador de un estilo como fue Tarragó Ros. En el año 2015 tuvo varias sorpresas. Fue parte de los premios Gardel y por primera vez se presentó en el Teatro Vera, pero las sorpresas no terminaron allí ya que en 2016 regresó a la terna de los Gardel. Y ahora en 2017, su música y el reconocimiento vienen de la mano de la Cámara de Diputados de la Nación. La distinción se realizará en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara baja, por donde ya pasaron artistas de la talla de Ramona Galarza, Antonio Tarragó Ros, Los Alonsitos, Chaqueño Palavecino, Los Carabajal, Jairo, Vitillo Ábalos, Jaime Torres y César Isella. “El folclore es tradición, es identidad, es una revalorización de nuestra cultura e idiosincrasia, y representa la concepción de nuestras raíces más profundas”, sostienen los legisladores, y por eso trabajan para distinguir a todos los artistas que día a día trabajan en pos de enaltecer la música y sus raíces. En 2017 será el turno de Juancito Güenaga, quien asistirá desde su Curuzú Cuatiá natal a ese escenario legislativo.s