Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.nortecorrientes.com/a/115861
Su DT, en la cornisa

Un Boca Unidos apático y sin rumbo recibió flor de cachetazo del líder Brown

El equipo de Puerto Madryn goleó 3 a 0 con doblete de Figueroa y una exquisitez de tiro libre de Strada. Silbatina e insultos por doquier.

tapa chica.jpg

Aquellos que concurrieron ayer por la tarde al predio Leoncio Benítez predispuestos a ver el renacer del equipo correntino porque veían propicia la oportunidad ante el golpeado puntero, Brown de Puerto Madryn, se fueron más lastimados que lo que llegaba el líder. Es que Boca Unidos cayó sin atenuantes por 3 a 0 en un partido correspondiente a la 23ª fecha del campeonato de la B Nacional y quedó afuera de la Copa Argentina. Un equipo sin rumbo, sin ideas, sin un volante central nato (tuvo a Sánchez Paredes y Schweizer en el banco), sin un “9” definido y con polenta (Nieto y Nuñez también entre los relevos), con cinco cambios en relación al conjunto que perdió entre semana con Santamarina, que denota la desesperación del DT por encontrar el equipo aún equivocándose en las elecciones; mostrando apatía, vulnerabilidad y deficiencias grosas.

Y para colmo de males con un planteo timorato, esperando al rival, regalando otra vez la primera etapa y sin respuestas cuando las acciones lo ameritaban. Es que si al único futbolista que intentó jugar al fútbol -Mariano Miño- Federico Domínguez lo sacó en el entretiempo según él porque estaba amonestado, es resignar tratar de ganarle el puntero y buen equipo de Brown, pero que venía de recibir una paliza en su estadio ante Nueva Chicago. Osmar Ferreyra, de los pocos que aportó algo de criterio jugando de doble cinco con Fabro (¡qué desperdicio!), jugando un poco más suelto.

El “Malevo” avisó antes de que se venga la debacle total, a los 13’ con una gran habilitación para Herrera que tapó la salida temprana del arquero Mehring; un minuto más tarde Ferreyra le pegó de afuera pero el arquero la hizo simple. Sin peso arriba, no lastimó más en la etapa salvo con otro tiro de Ferreyra. Brown le copó el medio y por momentos arrinconó al elenco aurirrojo. Sobre los 26’, Claudio Mosca recibió en el área, gambeteó a Ojeda y cuando iba a definir, salvó Ortiz. Pero un minuto después Rivadero jugó desde la derecha por lo bajo, Baumann la estrelló contra el primer palo de Ojeda, la pelota recorrió la línea y Tobías Figueroa la empujó para el 1 a 0. El golpe de gracia llegó sobre el cierre de la etapa, cuando un córner que fue de lado a lado y un centro pasado, lo conectó de cabeza nuevamente Figueroa, que entró por arriba de un atornillado Juan Marcelo Ojeda para el 2 a 0 a los 44’.

De movida, en el complemento y con el 0-2 como guillotina, afloraron los cambios desesperados del DT. Ross (no ganó casi nunca por la cuerda) y Nieto (pesado y lejos de su nivel) sacando a la única posible usina generadora Miño, y al irresoluto Mateo Ramírez. Sólo avisó con un cabezazo débil de Valsangiácomo a los 9’, que atrapó el arquero, pero después Brown que le cedió la pelota y observó cómo al Aurirrojo no lo lastimaba ni ponía en aprietos su triunfo.

La frutilla del postre la puso Román Strada, que ubicó como con la mano un tiro libre por sobre la barrera para el lapidario y contundente 3 a 0. Desde allí y hasta el final sólo sirvió para la silbatina generalizada, la reprobación con muchos insultos para el entrenador y la intención de algunos inadaptados de ingresar a la cancha, que finalmente no concretaron. La semana próxima volverá a jugar de local recibiendo a All Boys, y habrá que ver con qué ambiente.s

FOTO JOAQUIN MEABE